CRISTINA HUARTE
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
FOTOGRAFÍA JOSÉ GARRIDO LAPEÑA
Las sociedades del antiguo Perú consideraban que existía un  mundo de arriba  y un mundo de abajo en constante interacción. En sentido figurado los seres humanos subimos y bajamos, y este movimiento, se sintetiza  en el símbolo escalonado con espiral. La llamada espiral logarítmica es una estructura de gran importancia en el pensamiento andino y  se aplica a la concepción  del tiempo – espacio, a la manera  como se relacionan los procesos mentales. Estos signos escalonados presentes en los dibujos se asocian a las montañas como elemento de contacto con los diferentes mundos.
Con la muerte, descendemos al inframundo – Uku Pacha – , una vez allí  uno debe nacer y transformarse para llegar al plano celestial o Hanan Pacha, simbolizado por el majestuoso cóndor, un ave carroñera y poderosa que posee una aguda visión porque puede trascender el estado terrenal.  Por otro lado, el mundo de abajo se concibe de manera muy activa, en el que los ancestros bailan y celebran que la vida es cíclica, propiciando así el crecimiento de las plantas desde el interior de la tierra y asegurando la producción agrícola.
La importancia de esta secuencia es descodificar el pensamiento concreto, su secuencia lógica, sus categorías y elementos éticos. Descubrir la falacia cuando hay demasiado depredador y  se rompen nuestros ciclos de vida. Por lo tanto,  las estructuras económicas, sociales y espirituales empiezan a deformar gradualmente los recursos más esenciales tanto de la persona como del mundo exterior.
Ancient Peruvian societies firmly believed in the existence of a world above and a world below that were in constant interaction with one another. In a figurative sense, human beings go up and down to these worlds in a stepped spiral movement. The logarithmic spiral is a structure of great importance to Andean ideology and applies to the relationship between time and space, the way in which mental process are connected. These stepped symbols that are found in drawings portray mountains as a vital element, a place where contact is made with the other worlds.
When we die, we descend to the world below – Uku Pacha. Once there, we are born and must transform ourselves in order to reach the astral plane, Hanan Pacha, as symbolised by the majestic Condor, a powerful scavenger bird with acute vision who is able to transcend the earthly physical state. On the other hand, the world below is understood to be a very active place, where our ancestors dance and celebrate the cyclic nature of life, thus promoting the growth of plants from within the Earth and boosting the fertility of crops.
This sequence serves to decipher concrete thought, its logic, categories and ethical aspects, to uncover fallacy when there are too many predators interrupting our life cycles, and to allow the economic, social and spiritual structures to begin to globally distort the means of people and the outside world.

EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020
PLUMA DE CÓNDOR, TINTA Y LÁPIZ CONTÉ
SOBRE PAPEL JAPONÉS
Exposición:
Caja Rural de Aragón (Zaragoza)
7 de Enero al 19 de Febrero 2020

Materiales y soporte:
Pluma de cóndor, tinta y lápiz
sobre papel japonés.
Fotografías:
José Garrido Lapeña

EL BAILE DE LOS MUERTOS, 2020